Las pequeñas desviaciones en las estimaciones que se han venido realizando hasta el año 2013 son debidas a que se estaban contabilizando como bajas definitivas por desguace algunas bajas por exportación que normalmente se corresponden a vehículos más modernos. Esto ha llevado a que la antigüedad calculada hasta la fecha haya sido menor de lo que realmente era. A partir del año 2013 estas cifras ya sí son absolutamente reales y son:

2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
Turismo 15,70 16,17 16,48 16,70 17,26 18,00 18,49 18,66
Todoterreno 15,50 16,60 17,87 17,90 18,30 18,72 19,25 19,12
Ind <3500 Kg 15,40 17,40 17,01 17,15 17,81 18,36 18,94 18,45

Si agrupamos los tres tipos de vehículos y en una sola categoría que sería la de los vehículos afectados por el Real Decreto 1383/2002, la evolución del dato de antigüedad es la siguiente:

Vehículos afectados por el Real Decreto 1383/2002
2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
15,65 16,25 16,57 16,77 17,34 18,05 18,55 18,65

Como se puede apreciar en la gráfica, la antigüedad de los vehículos afectados por el Real Decreto 1383/2002 sigue, en los últimos años, una tendencia alcista que demuestra que cada día el parque automovilístico español es más viejo y evidencia la necesidad real de nuevos programas de rejuvenecimiento del mismo que ayuden a retirar de la circulación los vehículos con más antigüedad y que a la vez son los más contaminantes, menos eficientes y menos seguros.